5 Panes y 2 peces de Francisco Vahn Thuan – 1º

1º:Vivir el Momento (primer Pan)


6 comments on “5 Panes y 2 peces de Francisco Vahn Thuan – 1º

  1. Pablo Rodanés dice:

    Hermoso mensaje sin duda…pero exige cada vez mas, un mejor dominio del medio (nada facil) y una pretensión mucho más acorde a los oyentes.Un espacio de una hora es pesado en este formato, a mi me une otra motivación y vínculos, pero al que accede a este medio, aunque sea por casualidad no le engancha sino que pasa olímpicamente.Pues despues de estar expectante al mensaje central de Francisco “y con ganas de comerse ese primer pan” y saber de que va… se queda uno disperso en comentarios excesivamente largos y con sermón incluído,durante tanto tiempo, que es fácil sentir la tentación de deter el audio y dejarlo pasar. Please: una breve introdución para contextualizar, muy bien preparada, y casi leída, es suficiente; despues pasar con las citas de su libro al testigo anunciado: que sea el quien nos hable e interpele; y por último los comentarios que sean precisos para matizar y para sobre todo compartir la vivencia personal afectada por ese testigo de excepción.Se trata de que “ese pan compartido” se está multiplicando aqui y ahora, esta alimentando a los tertulianos y tiene la virtualidad de seguir alimentando a una muchedumbre hambrienta y necesitada.No precisamente por nuestra acción, sino la del Espíritu a través de nosotros (pobres pero necesarios medios). No dudo, de vuestra actitud orante agadecida y confiada, como Jesús, antes de partir el pan en el estudio de grabación.Ese guiño al Espíritu Santo antes de empezar cada programa, nos situará a cada uno en su lugar, para mayor Gloria de Dios.
    Un abrazo: espero que me crítica sea constructiva, pues la hago desde la experiencia de haber clicado expectante y con actitud abierta de escuchar…y he captado esa especie de “interferencias” a que me refiero. Paz y bien. Saludos a todos.Pablo

  2. Pablo Rodanés dice:

    Interesa despertar el hambre y que uno sienta necesidad de comer… no paséis por la batidora el alimento, no somos ya niños sin dientes. Besitos.

  3. Alicia Hernández dice:

    Que tema más lindo. Es muy importante retomar esa gran enseñanza del Padre Nuestro como es pedir “el pan de cada día” a veces por pensar en el futuro nos debilitamos pensando y pensando lo que haremos, en cambio de alimentarnos de fortalecernos con lo inmediato que es lo que nos exige respuestas precisas, y que también nos deja una satisfacción inmediata de haber actuado de haber hecho lo mejor que creíamos…lo demás las consecuencias los frutos no sabemos…

  4. admin dice:

    Pues es verdad lo que dice Pablo, claro que los programas debieran ser más cortos y dejar que el espiritu vaya entrando en el corazón de cada uno…. bueno están ya hechos asi, con sus muchas limitaciones de tiempo etc.. pero en los próximos vamos a tener encuenta todas las sigerencias.
    Un abrazo y GRACIAS POR PARTICIPAR.

  5. Evangelia M. de Terrazas dice:

    Amado en Cristo Padre José María: ¡Paz en su corazón!
    Un saludo cariñoso y fraterno desde Chihuahua, México.
    He escuchado este primer pan de Francisco Vahn Thuan, y ha dejado una gran paz en mi alma, y me invita a seguir amando hasta que duela, como decía Madre Teresa.
    Es que no concibe uno vivir sin amar gratuitamente como Dios nos ama, amor tan imperfecto el que uno ofrece, más siento que el Señor lo purifica en el recinto sagrado de las intenciones cuando hay dispocisión de perdonar.
    Qué bonito escuchar el testimonio de nuestra hermana que mencionaba que, el perdón debe otorgarse en el preciso momento en que se está recibiendo la ofensa.
    Creo también que el perdón como el amor es gratuidad y se otorga, no porque se merezca, sino porque cuando un corazón está pleno de amor a Dios, no da cabida al resentimiento. Además, cualquier ofensa dirigida, primero hace blanco en Jesús quien dice: “Todo lo que hiciste con tu hermano el más pequeño, primero conmigo lo hiciste”. Luego, la ofensa se desvanece y llega purificada a nosotros. Entonces, por qué podría yo sentirme ofendida? Creo que en cuestión del perdón, los hechos o palbras sólo nos podrán hacer el daño que permitamos. No pensar mal, para no sentir mal. Silencio en la mente y Paz en el corazón.
    Además, el perdón sólo beneficia a quien perdona. El resentimiento es como una llama ardiente que quema las entrañas de quien odia. Y al odiado lo vemos tan feliz brincando en la vida, y mientras uno se puede consumir en su propio resentimiento estéril. Oh, el perdón es gratuidad del corazón, y el perdonado ni siquiera se da cuenta que ya ha sido perdonado. ¡Qué bonito!
    Siento que el perdón se otorga para adquirir la paz interior, y es el beneficio más grande que puede obtener para el alma.
    Tantos pasajes Bíblicos nos hablan sobre el perdonar, que siento que es requisito indispensable para la salvación. Qué hermoso es perdonar y poder ofrecer a Jésús ese precioso padecer en la Cruz, pues nos da una probadita de su propia Pasión recordando sus palabras: “Señor, perdónales porque no saben lo que hacen”, nos da el precepto y nos muestra el camino de salvación.

    Se imagina, si en vez de aventar bombas u ofensas, aventáramos besos y flores, todo el mundo se amaría. Bendito sea Dios.

    Gracias por estos programas tan enriquecedores que tanto pueden ayudarnos y mostrarnos el camino de santidad.

    Reciba todo mi amor en Cristo y Dios lo bendiga y bendiga su Programa y a las hermanitas que lo acompañaron, en los Corazones Misericordiosos de Jesús y María.
    Evys

  6. Gracias por sus comentarios. De verdad que esperamos ayuden a ver con la mirada de Dios y de este gran hombre de Dios, la vida, la fe y la esperanza que todos deseamos.
    Esperamos realizar ” otros programas ” más cortos, con luces para que cada uno desde su experiencia vital pueda confrontar su vida.
    Un abrazo Evangelina y a todos los que nos escuchan.
    José María sds.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *