SOLIDARIDAD CON Los cristianos perseguidos..en Siria

Actualizado 1 septiembre 2014
De la bella iniciativa de solidaridad con los cristianos sirios impulsada desde Beziers (Francia)

El alcalde de Beziers, Robert Ménard, ha iniciado gestiones para hermanar la ciudad que dirige con Malula, la ciudad siria víctima de los feroces ataques del más cruel y reprobable fundamentalismo islamista, liberada por fin el pasado día 14 de abril. Y para que no queden dudas de las razones que han llevado a propulsar este hermanamiento, he aquí el comunicado emanado del Ayuntamiento de Béziers:

“Desde hace meses, poblaciones enteras de Oriente Medio son perseguidas por fanáticos musulmanes a causa de su fe. Los cristianos son particularmente amenazados. Son perseguidos, reducidos a la esclavitud, crucificados o decapitados si rehúsan renegar de su fe. Frente a tales persecuciones, el Ayuntamiento de Béziers no puede permanecer inactivo, y ha decidido testimoniar su solidaridad y su compasión. Beziers quiere demostrar que la suerte de los cristianos de Oriente importa a los franceses. La ciudad quiere estar a su lado en la prueba, aunque sólo sea de manera simbólica”.

Un personaje singular este Robert Ménard, actual alcalde de Beziers e impulsor de la iniciativa, nacido en Orán, en la entonces Argelia francesa, en 1953, componente de esa curiosa comunidad que constituyen los pieds noirs franceses, periodista de profesión, fundador en 2008 de la ONG “Reporteros sin fronteras” y que ha alcanzado la alcaldía de Beziers al frente de una curiosa lista que integraba a seis militantes del Frente Nacional, seis de la “Union pour un mouvement populaire”, tres de “Debout la République”, uno del “Rassemblement pour la France” y uno del “Rassemblement Bleu Marine”, que pretende aglutinar a todos los movimientos desde la derecha hasta la izquierda.

En cuanto a Beziers, es una preciosa ciudad francesa tradicionalmente dedicada a la vitivinicultura, por la que pasa el río Orb, que cuenta en total con unos 160.000 habitantes, situada al sudeste del país, a pocos kilómetros de la costa mediterránea y a algo más de cien de la frontera española, curiosamente hermanada ya con la española Chiclana de la Frontera.

Preciosa iniciativa que animamos a recrear en los ayuntamientos españoles, para demostrar que los españoles somos capaces de alinearnos y de estar cerca de cuantos sufren en el mundo, aunque esos seres que sufren sean “simplemente” los millones de cristianos repartidos por las tierras del norte de Africa y de Oriente Medio, por cierto las comunidades cristianas más antiguas de la historia y por ello las primeras, a las que ha tocado vivir el cristianismo en una forma absolutamente diferente a aquélla en el que lo hacemos con total tranquilidad y mucha indiferencia a este lado del Estrecho, es decir, en situación de minoría, de desigualdad y con excesiva frecuencia, de la más cruel persecución.

Y sin más por hoy, y como siempre, que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos. Yo por mi parte me despido hasta mañana, en la esperanza de volver a estar con Vds.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *