CLAVES PARA UNA VIDA FELIZ

Bueno, si sabemos buscar y seguir a Jesús y su evangelio encontraremos las claves para que la vida sea más humana, más solidaria, más fraterna, mas justa y verdadera para todos. La Palabra de Dios no engaña y da luz para el caminar de cada día. Chema sds.

ZENIT – Roma).- Todo el mundo quiere ser feliz. Veamos un indicador. Si vamos ahora mismo al buscador Google la voz feliz aparece doscientos diez mil millones de veces. Mientras que lo contrario a la felicidad, esto es, la tristeza son apenas treinta y un millones cien mil veces. Una vez más notamos que todos queremos la felicidad.
En efecto todo vale la pena si nos hace felices. Nada tiene sentido si deja de lado la felicidad. Pero ¿qué es la felicidad? ¿Cómo ser feliz? ¿Dónde encontrarla? ¿Cuánto tiempo dura? Saberlo es una tarea apasionante y la clave está en acertar.
Podríamos quedarnos con tres ideas ejes y son: sé tú mismo, sé libre y ama. Veamos una por una.
Sé tú mismo. Significa conocerte quien eres y cuáles son tus potencialidades. Tu luz es la verdad y tú verdad. Es importante valorarte como alguien, no como algo. Lo has recibido todo. Tu condición es de administrar diversos aspectos: bienes, talentos, personas, tradiciones. Tu clima debe ser las cosas como son, no ocultes ni dejes nada que pueda obstaculizar tu crecimiento personal. Esto nada tiene que ver con el conformismo o la indiferencia o el todo da lo mismo.
Sé libre. Has las cosas porque son buenas para ti, pero la mediada es la realidad misma que te hacen buena persona. En cuanto te decidas a enriquecer tu propia condición de persona por el bien que elijas en tus actos serás más feliz. Pero ¿qué es el bien? Aquello que te hace crecer, es conveniente y te acerca al fin último.
Ama. Amar es un verbo que significa actividad, salida de sí mismo para encontrar un amor más grande que lo humano, esto es, el amor divino. Acude a la fuente del Amor y que tu recipiente cuánto más grande sea mejor será, porque quieres amar mucho. Fortalece tu capacidad de donación con lo que más te cueste y no te suponga simple utilidad. Dice el dicho “más vale dar que recibir”. Si quieres ser feliz comienza ya con: sé tú mismo, sé libre y ama.
P. Arnaldo Alvarado
SSJ – IESPPSJ


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *