El Jordán y Jericó (Tierra Santa 10)

Una vez al año, para Celebrar y renovar el Bautismo del Señor, en el río Jordán, los Israelitas, permiten a la Custodia de Jerusalén, ir a este lugar, donde se tiene una pequeña capilla en recuerdo al Bautismo del Señor, por Juan el Bautista. Es el último jueves del mes de Octubre. Y ¿Porqué?, pues porque es frontera estratégica con Jordania. Ahí tenían los Franciscanos un centro, que fue bombardeado en la guerra de los seis días en 1967. Desde entonces, solo se les permite ir una vez al año.
Y A Dios gracias  tuvimos la suerte de poder ir con  12 autobuses y coches particulares, a esta peregrinación. Al Llegar hicimos un recorrido de 2 Km andando en procesión hasta la pequeña capilla al lado del Jordán, pasando por portones y muros de alambradas y control del ejercito Israelí. Ahí concelebramos  la Sta Misa, donde se bautizó a un niño palestino.
El  superior de la Custodia, acompañado de varios sacerdotes y de la comunidad Franciscana de estudiantes, y de más de 800 personas… amenizaron  con sus cantos y signos litúrgicos esta hermosa celebración. Cantos en Latín, en árabe e italiano. Oraciones y peticiones en varios Idiomas. Toda una experiencia de unidad en el único lenguaje del Espíritu, el del amor en la diversidad y Pluralidad.
Nos acompaño el cónsul Español, Francés y algunas otras personalidades de Italia y de varios países europeos, que tienen consulado en Jerusalén.

TierraSanta-10-1Al final, todos a RENOVAR NUESTRO BAUTISMO en nuestra lengua nativa.
Una invitación a renunciar a la violencia, a juzgar y condenar a los demás por sus creencias y culturas, al egoísmo y la desigualdad, a generar miseria en serie, a la indiferencia, y al relativismo, a la insolidaridad.
Una invitación prefunda a seguir a Jesús, a sentirnos como hijos de un Padre-Madre Dios de toda la humanidad, y a ser hermanos, que nos lleve a construir una sociedad más humana, más respirable y fraterna. A vivir  el amor desde la compasión y la comprensión, al estilo de Jesús.
Una invitación a ser parte de la comunidad Eclesial, a sentirnos todos parte del mismo cuerpo, cuya cabeza es  Cristo, a vivir nuestra opción bautismal al lado de los excluidos de la tierra y abrir nuestras puertas y nuestros corazones a la fraternidad y abrazo universal.
Una invitación a renovar nuestra Fe, en Cristo, en los empobrecidos y en la Iglesia, en la comunión y participación de todos y todas, desde la sencillez, pobreza evangélica, sacrificio y humildad, para poder señalar como Juan el Bautista al Señor Jesús como el único Salvador y liberador del Mundo.
TierraSanta-10-2Bajamos al rió Jordán que tiene en ese lugar unos 15 metros de ancho, y es poco profundo, se puede pasar a nado muy fácilmente y en algunos lugares a pie (en las épocas de sequía). Hoy, recogen el agua del Jordán al máximo, `para el consumo de la población y para el riego de los campos, así llega muy poca agua ya al Mar Muerto.
Renovar nuestro bautismo en ese Lugar y estar atentos para poder escuchar al Padre Dios que nos invitaba a “seguir a su elegido Jesucristo”.(Mt.3,13-17).
Al otro lado del río Jordán (Jordania) se ve un monasterio ortodoxo griego, dedicado al Bautismo de Jesús.  Naturalmente no pudimos cruzar para verlo.

Luego salimos para Jericó, y fuimos al Monte de las  Tentaciones, donde se encuentra escavado sobre la Roca y colgado, un monasterio Ortodoxo Griego, dedicado al Lugar donde el Señor  Jesús estuvo cuarenta días en esas cuevas del desierto y donde fue Tentado por el diablo.TierraSanta-10-3

Desde esas montañas se ve en medio del desierto “un Oasis” hoy, La Ciudad de  Jericó,  y se contempla a lo lejos el Valle del Rió Jordán. Desde aquí Jesús contemplaría  hoy a este pueblo, y a nosotros  en las tentaciones que hoy nos ofrece el diablo-(Mt 4,1-11.)
Ya sabemos las tentaciones de Hoy, a las que somos invitados a rechazar:
Las tendencias al poder, a ser los primeros machacando a los demás., negando y arrinconando a Dios. Al tener que esclaviza y genera miseria y opresión, injusticias, hambre, desempleo, violencia, asesinato al inocente.. Niega al ser humano como imagen del Creador. Y a la falta de honradez, a la inmoralidad, que está llevando a este mundo a las corrupciones más inhumanas, al maltrato, degradación y libertinaje más animalizado y salvaje de la historia de la humanidad.
Y ya sabemos que sin El, no podemos hacer nada.
Un abrazo
Chema sds.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *