Experiencia en el Monte SINAI (Tierra Santa 15)

Monte Sinaí es tanto el nombre de una serie de picos, también llamadas Montañas Santas, como el nombre bíblico del pico donde Moisés recibió la Diez Mandamientos.(Éxodo C.20,1-21) El Monte Mousa, también llamado Jebel Musa, Gebel Mousa, Monte Moisés o la Montaña de Moisés (cuyos significados significan aproximadamente los mismo) está considerado el pico bíblico. Aquí llegábamos el día 25 de Nov.2009, fiesta de Santa Catalina y de S. Moisés en este Monasterio (ortodoxo Griego). Eran las 5 de la tarde y ya de noche, nos reunimos 12 personas para celebrar la Eucaristía en este Lugar. Como no era posible en el Monasterio, la vivimos en un rinconcito e un bar- de la hospedería del Monasterio . Pedimos a Sta Catalina y a Moisés, que nos dejaran experimentar la presencia del Señor en nuestras vidas. Ahí se hacía presente en Señor en la eucaristía, en su palabra, y en su entrega total por, para y con toda la humanidad.
Este pico también tiene su importancia en el Islam, considerado como el lugar donde el Caballo de Mohammed, Boraq, ascendió al cielo. El monte tiene una altitud de 2.285 metros de altitud y es accesible a través de unos escalones tallados en la piedra por la mano de los monjes del Monasterio de Santa Catalina (situado a 1.570 mts.), o bien a través de un agradable sendero que surge del monasterio.  Ambos caminos llevan a un anfiteatro conocido como “Los Siete Ancianos de Israel”. De allí, separan unos pocos pasos hasta la cumbre, donde sea alza la Capilla de la Santísima Trinidad, construida en 1934, sobre las ruinas de la anterior, datada del año 363 y reedificada por Justiniano en el 530. Desde allí la vista es sinceramente conmovedora.

TierraSanta-15-1Bueno, el agradable sendero tiene sus buenas subidas, y son 3.8 km. Y a las 3 de la Mañana, subíamos el Monte SINAI  Algunas personas con dificultades para subir, lo hacían en Camellos. Llegábamos a las 5 de la Mañana, después de subir unas 700 escaleras al final de la etapa y poder contemplar en meditación y reflexión..los caminos de nuestras vidas, las subidas y bajadas, las experiencias de Dios que nos llenan el corazón, la dudas, las incomprensiones, el dejarse invadir por el amor de Dios y saber discernir lo que el quiere….y ver la hermosa salida del Sol. Un frío helado en medio del desierto, donde se pueden experimentar las buenas temperaturas durante el día y el frió de la noche. Salgamos de la Noche, decía Helder Cámara en su reflexión “Sinfonía de dos Mundos”  El Mundo, muere de frío, el alma perdió el calor, los hombres no vivimos como hermanos, al mundo le faltas Tu Señor, Camino, Luz, vida, verdad, y la señal que nos lleva a él..María, desde la humildad, confianza y silencio ante el misterio y las dificultades.  Una misión encomendada a todo cristiano, que quiere seguir a Jesús Hoy: Aceptar, proclamar y vivir a Cristo en nuestras vidas y recibirlo, vivir su mensaje y darlo como María.
A la bajada pueden observarse la Fuente de Moisés, una pequeña capilla dedicada a la Virgen, dos arcos y la Puerta de San Estéfano y la Puerta de la ley .Se me ocurrió bajar, por donde se considera el camino de Moisés, más corto, pero con 2000 escalones, tallados por los monjes, como decíamos . Al final me temblaban las piernas y creía que no iba a poder llegar. Descansar, reflexionar, orar, guardar silencio y seguir adelante.
Al llegar al Monasterio celebramos detrás de los muros al lado del Monte, la Sta Misa. Recogimos todas nuestras reflexiones y deseos, todas nuestras vidas y las pusimos en el altar, (Una Roca grande ) en las manos del Señor.

TierraSanta-15-2Localizado a los pies del Monte de Moisés, el Monasterio de Santa Catalina fue construido por orden el Emperador Justiniano entre el 527 y el 565 d.C. Se edificó alrededor de la que se consideraba la Zarza Ardiente de Moisés(Éxodo C.3) que tiene una capilla sobre de ella. Es un lugar espectacular por sus incontables obras de arte que incluyen mosaicos árabes, iconos rusos y griegos, óleos occidentales, pinturas sobre cera, delicados ornamentos sacerdotales, mármoles, cálices y relicarios, incluidos los donados por el Zar Alejandro II en el siglo XIX y por la Emperatriz Catalina de Rusia en el siglo XVII. Este Monasterio, dedicado primero a la Madre de Dios, fue después dedicado a Santa Catalina de Alejandría, por los signos que ahí se dieron de la presencia del Señor. Ahí pudimos ver el Museo, con su copia del Códice Sinaítico. La zarza, y la capilla.
Pero quizás lo más significante de los tesoros es su enclave. El lugar sagrado donde Dios habló con Moisés y le entregó las Tablas de la Ley. Leer, meditar y orar los capítulos del 19 al 24 del Éxodo, nos puede dar “luces” para descubrir las actitudes necesarias para poder “ encontrarnos con el Señor, descubrirlo en los explotados, esclavizados y empobrecidos de este mundo, y saber como acompañarles y darles la Buena noticia del reino.
Hay que hacer el esfuerzo de “subir” al encuentro del Señor en la oración y en tantos medios que él  nos regala, para que con una actitud humilde, dócil, y desprendida de tantos pesos inútiles que ponemos en nuestras mochilas “ cargadas de egoísmos) que nos pueden impedir el encuentro con El, y con los hermanos más necesitados. Como Moisés, tener esa confianza en el Dios de la alianza y en su compañía. Reconocer que no “sabemos hablar” como Dios quiere y necesitamos, contar con los demás (como Moisés contó con la ayuda de Aarón)TierraSanta-15-3

Romper ese individualismo, que nos impide “realizar las obras de Dios”, donde no nos buscamos a nosotros mismos, sino “dejar a hacer a Dios su Obra”.
Un abrazo en el Dios de la Tierra, donde todos hemos sido creados para la Paz, la justicia, libertad y solidaridad en el amor fraternal y universal. (Chema sds)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *