Viaje a Guatemala Compartir la misión

Queridos hermanos y amigos:
Nuestra misión en Guatemala está recibiendo dones y gracias del Señor al estar en camino la presencia de las Salvatorianas en la Diocesis donde trabajamos en S. Marcos, el haber ido ya una joven a realizar el noviciado a Colombia, y el tener a dos cohermanos salvatorianos Colombianos dispuestos a colaborar en nuestra misión.
Agradecemos este aporte del P. Alfredo Tinoco, superior provincial, que nos comenta su experiencia y viaje a Guatemala.

CADA DIA SE HACE MAS CERCANO Y VISIBLE EL CARISMA UNIVERSAL SALVATORIANO.
UN ABRAZO
Chema sds.

VIAJE A GUATEMALA –COMPARTIR LA MISION

El día 8 de marzo, viajamos el P. Héctor Martínez sds y yo a Guatemala, vía ciudad de Mexico y Tapachula. Allí nos recogieron los cohermanos Emilio, Eugenio y Fernando del Vicariato de España. Nos llevaron directamente a San Pablo, lugar donde ellos iniciaron su Misión en Guatemala, departamento de San Marcos. Fuimos invitados por Fernando López, el superior del Vicariato para evaluar y definir las futuras ayudas de la Provincia colombiana a la Misión de Guatemala.

Allí nos hospedamos con Rodolfo, Emilio y dos Prenovicios (Tito y Leo) que están iniciando su proceso en la SDS, los dos son de Guatemala. Inclusive estando nosotros allí se realizó la ceremonia donde Fernando, Superior del Vicariato, le hizo entrega de la carta de aceptación al proceso de Prenoviciado en la SDS, en el Vicariato de España.

La Diócesis de San Marcos es también Misionera, abierta al trabajo con laicos porque tuvo un buen Obispo hasta hace poco tiempo, de apellido Ramazzini, quien fue trasladado a otra Diócesis. EL actual estaba enfermo en esos días. Los Salvatorianos de España, han realizado una labor, sin tener parroquia, de trabajo con laicos, con instituciones y con religiosas y religiosas de manera amplia como nuestro Carisma nos enseña. Han trabajado arduamente por el bienestar social de las Comunidades donde se encuentran. La mayoría de las personas en San Pablo viven en fincas grandes, con su pequeña casa, donde le trabajan al Dueño de la finca por poco salario y con una vivienda poco digna. Los Salvatorianos trabajan con ellos en promoción humana y evangelizan a partir de ese acercamiento. Son dos lugares que viven y trabajan los Salvatorianos; San Pablo, que es más de camino a la Costa Pacífica Guatemalteca, y San Sebastián en el altiplano donde vive Santiago y María Ángeles (laica).

San Pablo

San Pablo

San Sebastián

San Sebastián

En San Sebastián se lleva un trabajo también con laicos, muy organizado y de promoción humana, en donde la Diócesis ha tenido plena confianza en la labor de nuestros cohermanos al encomendársela.

Hay Comunidades venidas de otras partes que fueron damnificadas del último terremoto, que el gobierno de Guatemala ha reubicado. Todas esas Comunidades son atendidas por los Salvatorianos.
Además tienen a su cargo el centro de formación de laicos y grupos de la Diócesis, el cual administra Santiago y Emilio, con buenos resultados. Es una gran tarea que hacen ellos junto con Rodolfo (también en la parte musical con los coros) y la formación humana.

Conocimos también las plantaciones de palo de caucho, en donde sacan el hule, y venden y exportan. Trabajadores sencillos y mal pagos por los dueños de esas fincas.

Terminamos nuestro recorrido y al tiempo, en reunión con todo el consejo del Vicariato logramos llegar a acuerdos de ayuda porque la Misión lo merece, y nosotros como Provincia Colombiana que también tenemos nuestra escases ayudar a nuestros cohermanos Españoles en esta tarea. EL P. Osmel Valencia irá a engrosar por un buen tiempo el trabajo en esa bonita Misión.
Mil gracias a los cohermanos Españoles por su atención, sencillez y laboriosidad por el Reino de manera simple e impactante, que el Buen Dios los siga Bendiciendo y el espíritu de nuestro Padre Jordán les refuerce esa opción.
Felicidades.

Casa donde viven Los Salvatorianos  y centro de formación de San Pablo.

DIOS Y JORDAN HAGAN DE NUESTRAS OBRAS LUGARES PARA LA SALVACION……
P. Alfredo Tinoco Rivas sds.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *