El amor a los enemigos…para seguir a Jesús.

Que fuerte el mensaje de Jesús. Amar al enemigo, orar por ellos, devolver bien por mal. Asa es el mensaje de Jesús, para ser misericordiosos, compasivos , santos y perfectos como el Padre Dios. Fuaaaa Ser como Dios es. Pues hay que ir dando pasos para hacer presente en medio de esta realidad violenta, injusta y cuotica el reino de Dios. Nada de responder con violencia, rencor, agresión, odios y venganzas. Dar la posibilidad con nuestra actitud pacifica y reconciliadora a que el ” enemigo” o aquel a  quien le consideraos así, a recuperar su vida según el criterio y la acción de Dios que hace llover y salir el sol sobre justos y pecadores.

Sirva esta reflexión de mi amigo Antonio para ayudarnos en el tema.

¿CÓMO ME PIDES TANTO, SEÑOR? (7º Domingo)

¿Sonreir al que me estropea la vida,

perdonar a quien me afrenta

ayudar a quien me arruina

y asistir a quien me olvidó un buen día?

¿CÓMO ME PIDES TANTO, SEÑOR?

¿Amar al que tal vez nunca me amó,

abrazar al que, ayer, me rechazó,

llorar con el que, tal vez,

nunca yo encontré consuelo en la aflicción?

¡Cómo, Señor! ¡Dime cómo!

Cuando ya es difícil amar al que nos ama

Caminar con el que queremos

Dar al que conocemos

o alegrarnos con el que nos aplaude

¡Cómo, Señor! ¡Dinos cómo hacerlo!

Cuando nos cuesta rezar por los nuestros

o prestar nuestra mejilla

a quien ya nos da  un beso

Cuando nos cuesta ser felices

con aquellos que con nosotros conviven

¿CÓMO NOS PIDES TANTO, SEÑOR?

Ayúdanos a estar en comunión permanente con Dios

y entonces, Señor,

tal vez ni nos parezca tanto ni un imposible

ser cómo Tú eres y llevar a cabo lo que Tú quieres:

AMOR SIN CONDICIONES.

Amén.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *